lunes, 26 de septiembre de 2011

SOBREVIVIENTE

Porque no guardo odio en mi corazón,
la verdad deje de darle importancia.
Porque a pesar de las cicatrices en mi corazón aun quiero seguir amando.
Porque no me da miedo seguir diciendo lo que pienso.
Porque ya no es tan fácil que me engañen.
Porque ya no me creo tan fácil un te amo.
Porque  sobrevivo a ti cada día
Porque es lo que soy…  una sobreviviente.

ME DECLARO ROMANTICA

Aunque no me lo crean, soy una mujer romántica.
Disfruto hacer el amor a la luz de las velas,
beber vino escuchando a Manzanero, Montaner y José José.
Me encanta que me dediquen canciones.
Adoro que me regalen flores.
Escaparme un fin de semana a un lugar secreto.
Ponerme bonita y comprarme algo sexy.
Entregar el alma en un beso apasionado...

jueves, 8 de septiembre de 2011

¿A TODAS NOS GUSTA?


Me pregunto si a todas nos gusta?
Últimamente he escuchado decir a los hombres, que a sus mujeres no les gusta!
Una afirmación que me ha sorprendido y me ha hecho reflexionar sobre el tema.
Por qué muchos hombres dicen  eso?
Debido a las circunstancias o a los problemas de la vida, probablemente las mujeres dejamos de verlo como algo necesario en la relación, o como digo yo tan importante como para ser motivo de divorcio.
Por qué deja de gustarnos?
Si busco una razón que no tenga que ver con los motivos de maltrato o violencia que no viene al caso mencionar, no encuentro justificación suficientemente valida como para decir NO ME GUSTA.
Acaso es que dejamos  de necesitarlo?
No lo creo, no puede ser, yo siempre digo que las necesidades básicas no pueden sustituirse, o es que acaso podemos evitar ir al baño, dejar de comer o beber agua?
Acaso preferimos sustituirlo por otra cosa?
Como puede ser eso, no me imagino haciendo otra cosa que me guste más, si se puede hay que hacerlo, porque siempre se quiere pero no siempre se puede.
O a caso es que dejamos de disfrutarlo y empezamos a utilizarlo?
Esa es una buena pregunta, la mayoría de las mujeres aprendemos a usarlo para nuestro beneficio, a determinada edad y bajo determinadas circunstancias se convierte en el arma preferida para amenazar a nuestros hombres  y conseguir lo que queremos.
OJO, para los hombres es más que necesario, casados se sienten con el derecho de tenerlo siempre que se les antoje y si pretendemos que se crean que deben ganárselo como a un premio, lo primero que harán es buscar donde se los den sin el mayor esfuerzo.
Los hombres se quejan pero ellos son los culpables.
Es totalmente cierto, los hombres creen que en 5 minutos quedamos satisfechas, cuando en realidad ni nos ha dado tiempo de calentar motores…
Creen que hay una sola forma de hacerlo, lamentablemente la imaginación de muchos hombre es limitada.
Creen que lo saben todo y en realidad no saben nada.
En conclusión no generalicen, porque a muchas SI NOS GUSTA.